Cheesecake laborioso de tiramisú

a través de
En la categoría: Bizcochos y Panes


Cheesecake laborioso de tiramisú

Descripción de la receta:


Mucho jaleo pero muy buen resultado, espero que tengáis mucho tiempo libre...
Ingredientes para 6 personas
-
Base:
-
65 g. de
Chocolate negro
-
50 g. de
Azúcar
-
65 g. de
Mantequilla
-
40 g. de
Harina
-
1
Huevo
-
1 cucharadita de
Licor Amaretto
-
2 g. de
Café soluble
-
7
Bizcochos de soletilla
-
Para mojar los bizcochos
-
2 cucharadas de
Gelatina neutra en polvo
-
50 ml. de
Agua
-
1 cucharadita de
Licor Amaretto
-
Relleno:
-
350 g. de
Queso de untar
-
250 g. de
Queso Mascarpone
-
140 g. de
Azúcar
-
20 g. de
Maizena
-
3
Huevos
-
2 Cucharaditas de
Esencia de vainilla
-
100 ml. de
Nata Líquida
-
Decoración:
-
200 g. de
Queso de untar
-
50 g. de
Azúcar
-
4 g. de
Café soluble
-
4 cucharadas de
Agua

Preparación de Cheesecake laborioso de tiramisú:

Paso 1:
Vamos a trocear el chocolate y fundirlo al microondas (en golpes de 20 o 30 segundos, que se quema, oiga) una vez fundido dejamos enfriar y reservamos.

Disolvemos en el Amaretto caliente el café instantáneo, dejamos enfriar y reservamos también.

En un bol batimos el huevo y reservamos.

En otro bol batimos la mantequilla, a punto de pomada, con el azúcar hasta que se esponje (adoro esta palabra). A continuación, le añadimos el chocolate fundido y… ¡batimos!

Incorporamos la harina tamizada y mezclamos hasta que se integre perfectamente. Añadimos el huevo batido y el café disuelto en Amaretto, batimos todo muy bien.

Vertemos la masa en un molde engrasado con mantequilla y sobre ella, los bizcochos, presionando hacia abajo y… ¡Al horno 170ºC durante 10 minutos!

Dejamos enfriar. A otra cosa, mariposa.

Vertemos la gelatina en una cucharada de agua fría, dejamos reposar 5 minutos.

Mientras, en un cazo, calentamos los 50ml de agua y añadimos el café soluble. Removemos hasta su total disolución, retiramos del fuego, le añadimos la gelatina, volvemos a remover y dejamos enfriar un poco antes de añadirle el licor de Amaretto.

Cuando veamos que se espesa, la vertemos sobre la base, los bizcochos empezaran a absorberla.

La metemos al congelador.

Ponemos todos los quesos junto con la maicena en un bol y los batimos unos minutos a velocidad media-baja, el resultado será una mezcla suave. A continuación añadimos poco a poco el azúcar sin dejar de batir y seguidamente los huevos, siempre de uno en uno y esperando a que se incorporen. Añadimos la nata líquida y el extracto de vainilla. Batimos muy bien y vertemos con suavidad el relleno sobre nuestra base congelada.

Metemos en el horno a 170ºC durante 50-55 minutos, pasado este tiempo dejamos se vaya enfriando poco a poco mientras preparamos la parte superior.
Para la Parte Superior empezamos por disolver el café en el agua caliente, reservamos.
En un bol batimos el queso crema con el azúcar y a continuación añadimos la mitad del café, batimos.
Esta mezcla la vertemos sobre nuestra tarta y la repartimos de una manera uniforme. Cogemos el café reservado y con una cuchara lo esparcimos irregularmente por la superficie. Con un palillo hacemos unos remolinos y así crearemos unas formas abstractas con el café. Tan solo queda meter la tarta de nuevo al horno unos 15 minutos a 120ºC.

Sacamos del horno y dejamos enfriar a temperatura ambiente, después la dejaremos en el frigorífico durante toda una noche.
Añádela a tu recetario:
Añádela a tu recetario:
Creada por:
Irene Delafú
Recetizada por:

Y 2 más...
Tiempo:
Dificultad: Fácil
Coste: Medio
Tipo de plato: Postre
Tipo Cocina: Cocina Creativa
Otros: Normal